JULIAN ZINI: CHAMAMECERO Y CORRENTINO DE LAS MISIONES

Tiene 80 años. Debemos corregir lo que dice la biografía sobre su lugar de nacimiento ya que para El es muy importante. Nació en el Paraje “Centinela”, Ituzaingó (Corrientes), pero este lugar se encuentra geográficamente dispuesto en una frontera, entre San Carlos (Corrientes) y San José   (Misiones). Fue “anotado y bautizado” en San José (Misiones), por lo que prefiere indicar que es “correntino de las misiones” apelando al devenir histórico de aquellos lares, donde en las épocas del nacimiento del Libertador José de San Martín, en Yapeyú, la geografía se dividía según las misiones Jesuítico/Guaraníes en 30 pueblos, que justamente marcar la identidad del pueblo chamamecero desde su gran escuela musical.

No tiene Parroquia, porque no tiene cargo pastoral, reside en Mercedes (Corrientes) hace ya 10 años. Es Bicario para la Cultura del Obispado, lleva el chamamé y la Fe de una manera muy coloquial a todos los lugares donde va.

Desde muy joven explotó el don de las letras, que apareció en sus años de seminarista y luego lo puso al servicio del reclamo por una realidad “que no había conocido en el seminario”. Su mensaje está cargado con un caudal de vivencias y compromiso con causas que mucho tienen que ver con la justicia social, la equidad y la lucha de los pueblos por la tierra. Ese caudal es más grande incluso que el de las aguas que bañan su Región, de la que habla con emoción en notas y versos del chamamé.

La memoria permanente parece ser su fuente de inspiración, el no perder aquello “que pasó” sin dejar de verlo como actual, así lo expresa por ejemplo cuando expone que “nuestros hermanos malvineros no son ex combatientes, son combatientes, porque su presencia sigue combatiendo el olvido, la injusticia y tanta desigualdad” cuando cuenta sus percepciones de la Fiesta Nacional del Chamamé desde el Escenario Osvaldo Sosa Cordero donde compartió con otros miembros de “su gremio”(sacerdotes), junto a Mario Bofill y Luis Landriscina momentos que lo marcaron.

La memoria como herramienta para no repetir errores aparece también plasmada cuando hablamos sobre las cuestiones políticas del país. Llama al hermanamiento y a “surcir heridas y divisiones”.

En el final de la entrevista un atisbo de llanto de emoción (según mi percepción) lo invade cuando le pedimos una bendición especial para la causa de quienes queremos que no se interponga Portezuelo al río Colorado.

Este es el Padre Julian Zini: «Chamamecero y correntino de las misiones»

Hacete un mate y escuchá la nota completa.

<a href=»https://ar.ivoox.com/es/entrevista-julian-zini-audios-mp3_rf_48153319_1.html» title=»Entrevista julian zini»>Ir a descargar</a>

 

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.