MARCEL CZOMBOS: UN CINEASTA QUE RESISTE DESDE LA CULTURA

Un hecho marcó su vida fuertemente, dedicó a ello un documental y en una entrevista nos contó detalles que formaron parte de su carrera como cineasta y productor y como su realidad fue marcada por su tarea en diferentes aspectos.

En sus trabajos está muy presente el litoral durante sus últimos 10 o 15 años. Considera que en la carrera de un cineasta los proyectos nunca son elegidos, sinó que, como ocurrió con el se van concatenando de manera mágica.

Tiene una percepción muy particular de la cultura tradicional litoraleña y su música:

Me disgusta mucho el concepto de la tradición asociado siempre a lo viejo.

Se trata de conceptos que hay que dessacralizar.

Tratamos de pensar de pensar de forma diferente al chamamé, ya no como la musiquita que te hace bailar sinó como una música con contenido más profundo, que refleja realidades sociales, cuestiones políticas, etc.

 

En cuanto a su documental más reciente «8-8-89» comentó que el interés por la tragedia que se llevó la vida de muchos artistas del chamamé cuando un micro que transportaba a un elenco artístico desbarrancó y terminó sumergido en las aguas del Paraná en Bella Vista (Corrientes), nació cuando tenía 14 años .

 

yo cuando tenía 14 años escuchaba a Michael Jackson y Madona. La tragedia generó en toda una región la conciencia de que teníamos una música propia y había que darle valor.

Desde ese momento en mi familia se empezó a escuchar nuestra música

Hablando de ese documental resaltó el compromiso que sentía para con la verdad. Relató que hay mucha información falsa circulando sobre el hecho y que la tarea les presentó muchos obstáculos. En procura de esa verdad llegó hasta Francia inclusive.

El amor no fue una excepción, también le llegó filmando un documental. Se trata de la cantante libreña Gicela Mendez Ribeiro, a quien conoció cuando realizaba entrevista para un documental que se publicaría en el programa «Ñandereko».

Fue la entrevista más larga que hice, fue amor a primera vista.

Estamos hace 15 años juntos en Santa Ana.

Allí mismo, frente a su casa en Santa Ana. Filmó otra de sus obras recientes, que tuvo como estrella a Gicela. «Esencia», que buscó mostrar que el chamamé está enclavado en un paisaje. Se trató de un show virtual de la cantautora durante el contexto de pandemia que mostró la cultura correntina reflejada en canciones e historias.

Mencionó su admiración por Teresa Parodi, sobre quien se encuentra produciendo un material próximo a estrenarse.

Teresa para mi es la más grande, es una mujer que peleó contra el patriarcado musical. El chamamé siempre fue considerado música de empleadas.

También se encuentra trabajando en «Mundialito», una producción conjunta con Paraguay.

Destacó que la pandemia le permite trabajar más en la producción de obras desde casa agudizando detalles de las mismas.

Como uno de sus comentarios finales enfatizó que «en este mundo globalizado, defender nuestra música es un acto de resistencia cultural».

Podés ver la nota completa aquí

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.