ME DICEN MARCIA «LA ACORDEONISTA» Y SOY MUJER DE CHAMAMÉ.

Marcia Müller nació en Buenos Aires, pero creció junto a su familia en Entre Ríos, sus papás son entrerrianos. Es docente de música en diferentes niveles, incluso a nivel universitario.

Sus inicios en la música fueron signados por la guitarra, aunque el instrumento que más la identifica es el acordeón.

Creo que no me sentí totalmente completa hasta que llegó mi etapa de composición, de poder decir con las cosas que yo tenía las cosas que tenía ganas de comentar desde la música.

Reconoce la situación como artista en la pandemia es bastante complicada. Se ha detenido todo dado que se ha perdido el contacto con el público y eso lleva a reinventarse.

Siente la necesidad de acompañar a la gente como se pueda.

Junto a un grupo de mujeres del NEA que forman parte de la comisión del NEA de la «cumparsita», un  colectivo de autoras y compositoras a nivel nacional encabeza la inciativa de movilizar la iniciativa para conseguir que se declare el 15 de junio como el día de la mujer chamamecera.

El horizonte común era tener un momento para que siempre en la historia argentina se recordara a Ramona Galarza y a Marili Morales Segovia.

Estuvimos de acuerdo en no celebrar el día de la muerte, sinó el día del nacimiento para recordar y celebrar.

 

Desde su lugar de investigadora manifiesta que el chamamé no es patriarcal pero si ha sido gestado en una sociedad patriarcal en donde las decisiones han sido tomadas por los hombres como en la mayor parte de nuestras sociedades postcoloniales.

En estos momentos, en los cuales las mujer está ocupando otros lugares buscan reconocer, en Ramona y Marili a muchas mujeres que hacen al crecimiento del genero chamamecero.

Recientemente lanzó su último material titulado «mujer de chamamé». El mismo contiene obras dedicadas a la mujer o son composiciones de mujeres chamameceras

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.